Puente levadizo

Amurallé el corazón con almenas y torres.

Logré la felicidad de quien se alimenta

con la certeza de las reglas aritméticas.

Fui una roca a la que mundo no golpea.

Pero otra vez tu mensaje, a mitad de la noche,

despierta el sonido: trovadores y trompetas.

Una palabra tuya bastará para sanarme,

y tu emoticono derrumba mis protestas.

Anuncios

3 pensamientos en “Puente levadizo

    • ¡Muchas gracias de nuevo Javier y Alicia por vuestras palabras! Me hace mucha ilusión que me leáis dos personas con tan buen gusto… ¡y tienes razón, Javier, que un día debo contar la historia (bastante breve) de por qué Taganana! Tendré que inventar una historia para que sea más divertido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s